DRAGÓN DE MAR » Cómo es, hábitos y depredadores

Advertisement

El dragón de mar es un pez raro caracterizado por sus distintivos colores y peculiar aspecto.

Advertisement

Este animal raro proviene de la familia Syngnathidae compuesta entre otros por los caballitos de mar, de ahí que se parezcan ligeramente en su aspecto.

Sin embargo, el dragón de mar foliáceo posee características que le permiten distinguirse de sus parientes marinos.

Advertisement

Características del dragón de mar

caracteristicas dragon de mar

La apariencia del dragón de mar es muy similar a la de un alga marina, de hecho, cuando nada puede llegar a parecer a un alga marina flotando.

Este animal raro puede llegar a crecer de 20 a 24 cm siendo la hembra un poco más pequeña que el macho.

Además el dragón de mar posee dos aletas dorsales y pectorales, las cuales aunque son pequeñas y difíciles de ver por su aspecto transparente, le son muy útiles para trasladarse.

Otra característica que distingue al dragón de mar es que a diferencia de los caballitos de mar, este posee muy poca cola, lo cual le impide agarrarse de las plantas y mantenerse firme ante las turbulencias del mar.

El dragón de mar posee un gran sentido de orientación que le permite desplazarse largas distancias con la facilidad de conseguir su camino de regreso a casa sin importar cuantas veces y cuántos kilómetros se desplace del mismo.

No obstante, aunque este animal se desplaza para conseguir su alimento, no es muy rápido, de hecho se traslada aproximadamente a unos 150 m por hora.

Debido a que este peculiar animal no se desplaza con mucha rapidez es vulnerable ante sus depredadores, sin embargo posee varias facultades que le facilitan sobrevivir.

Por ejemplo, el dragón de mar puede adaptar su color con el objetivo de camuflarse y pasar desapercibido frente a sus depredadores.

Un detalle interesante es que esta habilidad de cambiar de color depende del nivel de estrés que tenga el pez pero también dependerá de su alimentación y la edad.

Comportamiento de este pez raro

En cuanto a su comportamiento tenemos que este animal raro no se caracteriza por poseer mucha energía, por lo tanto se cansa con facilidad.

De hecho, la mayor parte de su tiempo está en un estado de reposo, prácticamente inmóvil.

Sin embargo, cuando de conseguir su alimento se trata puede desplazarse a varios metros de distancia de su hábitat. Además, algo que realmente es interesante es que siempre consigue su camino de regreso a casa.

Hábitat del dragón de mar

dragon de mar habitat

El hábitat de este pez raro no es limitado pues habita una gran parte de los mares australianos.

Se les ve normalmente en zonas tropicales o costeras debido a que necesita temperaturas calientes para poder vivir.

No obstante, son difíciles de conseguir porque residen en zonas rocosas o bancos de arenas aproximadamente a unos 50 metros de profundidad. Al dragón de mar solo lo podemos conseguir en aguas saladas.

Alimentación del dragón de mar

alimentacion dragon de mar

Debido a que el dragón de mar no tiene dientes, debe consumir alimentos que sean pequeños como para poder digerirlos enteros.

No obstante, la dieta del dragón de mar es variada pues dependerá en gran manera del entorno en el que se encuentre.

En general, suele alimentarse de plancton, camarones y crustáceos.

Un detalle importante es que este animal tiene la boca en forma de tubo largo lo cual le permite buscar su alimento entre rocas o ranuras.

Reproducción del dragón de mar

Aunque el dragón de mar es un animal solitario y pacífico, cuando llega el momento de procrear cambia su comportamiento convirtiéndose en un animal agresivo y violento, dispuesto a luchar con el fin de aparearse.

Estos ejemplares pueden llegar a poner aproximadamente de 200 a 250 huevos.

El macho es el que se encarga de llevar los huevos en su abdomen hasta que llegue el día del nacimiento de los mismos. Generalmente esto ocurre en un período de 9 semanas.

Cuando llega este momento, el padre los ayuda a salir agitando la cola contra rocas o algas. Este es un proceso relativamente lento pues se tarda de uno a dos días en terminar de sacar todas sus crías.

Aunque nacen todas, tan solo una pequeña cantidad llegará a la edad adulta ya que en lo que nacen son independientes y no contarán con la protección de sus padres por lo que con frecuencia terminan siendo el alimento de algunos peces que se encuentran al acecho.

Depredadores del dragón de mar

Esta llamativa especie posee varios depredadores en el hábitat donde se desenvuelve pero debido a que son buenos camuflandose pueden salir airosos.

Sin embargo, son muy vulnerables al nacer por lo que muchas de las crías tienen pocas posibilidades de sobrevivir.

Otro amenaza para este raro pez es su propia anatomía, pues como explicamos antes, el dragón de mar no posee una cola que le permita sujetarse cuando el mar está agitado lo cual facilita que sea arrastrado por las corrientes marinas y termine perdiendo la vida.

Pero este animal no solo tiene depredadores dentro el mar, pues el ser humano y sus actividades de pesca se convierte en su principal enemigo. Sin olvidarnos de quienes lo capturan para comercializarlo y ponerlo en peceras.