GAVIAL DEL GANGES » Características, Hábitat, Dieta

El Gavial del Ganges en un animal raro que no pasa desapercibido pues posee una morfología única y características que a medida que vamos descubriendo nos impresionan más que la anterior.

Características del Gavial del Ganges

El-gavial-del-ganges

El Gavial del Ganges es una especie de reptil raro, cuyo nombre científico es Gavialis gangeticus. Pertenece al género Gavialis y a la pequeña familia Gavialidae.

Una de las características que lo hacen posicionarse entre uno de los reptiles más raros del mundo es su curioso hocico que tiene una apariencia aplanada, larga y delgada, y tiene una protuberancia al final de este.

Una manera muy fácil de diferenciar al macho de la hembra es por la tapa cartilaginosa que posee al final de su hocico. Recibe el nombre de “ghara”, y les crece durante el período reproductivo.

Un dato curioso que debemos saber y no esperaríamos de este animal, es que a medida que pasa el tiempo sus hocicos se vuelven más cortos y finos.

La apariencia de su cuerpo se asemeja a la de cualquier cocodrilo pero con una peculiar forma cilíndrica, a pesar de esto, sus extremidades tienen un tamaño más pequeño al que estamos acostumbrados a ver en estos reptiles

La mayoría de estos raros reptiles tienen grandes tamaños, los machos pueden medir hasta 5 metros, mientras que en las hembras se han registrado longitudes de 3.75 m.

En cuanto a su peso, tenemos que el Gavial del Ganges puede llegar a pesar entre 160 a 250 kilogramos.

Por otro lado, posee unos grandes e impresionantes ojos y pequeñas fosas nasales a través de las que emite fuertes silbidos.

Estos reptiles poseen alrededor de 110 filosos dientes y una cola larga y aplanada.

Comportamiento

Sobre su comportamiento podemos decir que son de temperamento tranquilo, suelen pasar la mayor parte de sus vidas solos, aunque no se cierran a la posibilidad de convivir con otros ejemplares de su especie.

El Gavial del Ganges posee excelentes destrezas para nadar pero sus movimientos en la tierra son torpes.

Aun no se sabe con exactitud cuánto tiempo puedan llegar a vivir estos animales pero se piensa que al igual que muchas especies de su familia su longevidad sea de 50 años.

¿Dónde se puede encontrar al Gavial del Ganges?

Este raro reptil acuático desarrolla sus actividades natatorias en aguas dulces, donde las corrientes son rápidas pero también se adapta a las aguas profundas y tranquilas.

Por lo que es muy común encontrar al Gavial del Ganges habitar en áreas pantanosas o afluentes torrentosos.

El Gavial del Ganges es nativo del continente asiático, y se distribuye geográficamente a lo largo de las aguas de zonas como: Bangladesh, Bután, Pakistán, India, Birmania y Nepal.

Debemos tener en cuenta que este animal raro debe su nombre a uno de los más grandes e importantes ríos del subcontinente Indio: el Ganges, pero su háitar este no se limita a esta área, también navega a través de los ríos Indo, Brahmaputra, Mahanadi, entre otros.

De qué se alimenta el Gavial del Ganges

Gavial del ganges alimentacion

La alimentación en esta especie va cambiando a medida que transcurre el tiempo.

A temprana edad va en busca de pequeños animales que satisfagan su necesidad, y que sean fáciles de capturar y comer. Entre ellos se encuentran larvas, insectos, crustáceos y ranas.

Pero, a medida que van envejeciendo, la morfología de su hocico cambia volviéndose más delgado y frágil, lo que hace que su dieta se limite a solo consumir pescado.

El Gavial de Ganges tiene varias formas de capturar a sus presas. Una de las más comunes es sumergirse en el agua y permanecer inmóvil hasta que su víctima esté lo suficientemente cerca para capturarla con una agilidad sorprendente.

Cómo se reproduce el Gavial del Ganges

En la época reproductiva los machos emiten a través del gharial un sonido que sirve para atraer a las hembras durante el cortejo.

Al encontrar su pareja empiezan a hacer fricción con sus hocicos, hasta que la hembra acepta el apareamiento al elevar su cabeza al cielo. Esta es una señal que le dará permiso al macho para iniciar la cópula.

Una vez que termina el apareamiento, las hembras depositan entre 30 a 60 huevos en nidos construidos en las riberas arenosas, en los que permanecerán por más de 50 días protegiendo sus huevos de cualquier depredador que les aceche.

Durante la incubación, la temperatura juega un papel determinante, pues de ella dependerá el sexo de la cría.